lunes, 18 de octubre de 2010

Samhain: Adentrándose en uno mismo

Jack O'Lantern

Estamos llegando a una festividad muy celebrada en el mundo esotérico: Halloween, Todos los Santos, Día de los Difuntos y otros nombres similares la denominan dependiendo de las zonas y de si nos referimos a la noche del último día de Octubre o al primer día de Noviembre.

En terreno celta, en estos tiempos se celebraba Samhain (noche del 31 de Octubre al 1 de Noviembre), que era el Año Nuevo celta. En el hemisferio terrestre opuesto, se prepararían para Beltane, la festividad de la fertilidad del 1 de Mayo.


Ha llegado una época más oscura, ya que ronda el invierno, donde los días son más breves y el tiempo más gris. Por ello, las gentes se refugian en sus casas más tiempo y es ahí donde entra el momento para la meditación y el contacto con lo superior y lo desconocido.

Los celtas preparaban sus reservas de comida para cuando el mal tiempo acechara. De igual forma, ponían en orden su ser interior para recibir una nueva etapa de sus vidas con una reorganización beneficiosa.

Se decía que en esa época, la línea que separa nuestro mundo del de los seres fabulosos era más delgada y era más fácil adentrarse en él o que los del otro lado se adentraran en este. Por ello, se aprovechaba tal época para obtener conocimientos y sabiduría de ese otro lado.

Por todo eso, esta es una época de meditación, de cambio, de reflexión y de conocimiento. Así pues, haz cuenta de lo que llevas aprendido y prepara tu alma para una nueva etapa.
Se ha producido un error en este gadget.