jueves, 24 de septiembre de 2009

Una mejor que mil

El siguiente es un pequeño truco que va dedicado a los principiantes que están iniciándose en las lecturas de Tarot.
Como ya sabéis, cuando comenzáis a practicar con diferentes tiradas, os es difícil interpretar varias cartas juntas. Por eso, primero hay que empezar por conocer el significado de cada carta, luego trabajar con el significado de dos, etcétera. Sin embargo, está ese momento en el que estamos preparados para avanzar y añadimos más cartas, pero no sabemos manejarnos bien con todas las combinaciones (o con una combinación en especial que hayamos obtenido).
Para solucionarlo, podemos apuntar las cartas y el orden en el que nos ha salido para meditar posteriormente sobre ellas y, así, averiguar qué trataban de decirnos.
No obstante, hay un pequeño truco para salir del paso que, aunque lo mejor es lo anteriormente comentado, es decir, apuntarlo para trabajar sobre ello más tarde y con más calma para poder aprender.
Estás practicando una tirada y tiene varias cartas. No encontras mucho significado (seguramente porque aún te falta algo de experiencia, pero no pasa nada, porque por ahí pasamos todos en todos los ámbitos de la vida, no hay que avergonzarse ello, sino todo lo contrario, intentar manejar la situación con ánimo y entusiasmo). Sigue el siguiente y sencillo paso: saca una carta más.
Esa última carta lo englobará todo y hablara sobre la situación en general. Descifra esa carta, pues será la que te ayude a revelar el secreto que guardan las otras cartas en su conjunto. Luego, te aconsejo que apuntes todas las cartas que han salido y sus posiciones para analizarlas tranquilamente más tarde.
Se ha producido un error en este gadget.