jueves, 5 de agosto de 2010

Reiki y nuestras mascotas

Reiki
Ya hemos hablado anteriormente en Veintidós Guías acerca de los beneficios de practicar Reiki (puedes ver el artículo Mejorando nuestra salud ). La energía es aplicable a cualquier objetivo, ya sea físico, astral o temporal, da igual. Por tanto, todo el mundo puede recibirlo. Nuestros compañeros inseparables, las mascotas, pueden beneficiarse también de la saludable energía Reiki. Así que no dudes en poner en práctica tu canalización Reiki con las explicaciones de este artículo.

Aparte de que suelen ser muy buenos pacientes, es muy fácil darles Reiki porque muchas veces ellos mismos notan cuando no necesitan más, se levantan y así terminan su sesión. Podemos dar Reiki a nuestras mascotas del mismo modo en que se lo damos a cualquier persona, utilizando las mismas posiciones. Sin embargo, a veces esto se complica debido a que su cuerpo puede ser muy pequeño, como en animales de pequeño tamaño como por ejemplo roedores, o puede dificultarse el trabajo por que se mueven mucho. Explicaré cómo podemos dar Reiki a los animales de pequeño tamaño y a los de trato difícil.

Para dar Reiki a nuestros pequeños amigos no es necesario realizar posiciones, sino que basta con ponerlos sobre tu mano y apoyar la otra, como si los estuvieras protegiendo entre tus manos. También puedes ponértelos encima, sobre tus piernas, o dejar que descansen mientras tanto sobre un sillón o una manta y apoyar tus manos sobre su cuerpecillo. Esta última postura es mucho más cómoda para ellos que tenerlos todo el tiempo entre tus manos, como la anterior. Y si son muy sensibles porque tengan alguna herida que se está curando o algo así, se les puede imponer las manos sin llegar a tocarles, es decir, sobre sus cuerpos, a unos centímetros pero sin tocarles.

Si además disfrutas de tener el segundo Nivel de Reiki tienes una ventaja a tu favor y es que puedes darles Reiki a distancia. Por tanto, en cualquier lugar, practica con ellos Reiki a distancia como lo haces con cualquier persona. También puedes utilizar la técnica de escribir en un papel sus nombres y dar Reiki al papel entre tus manos pensando en ellos. Estas últimas técnicas son muy buenas, por ejemplo, para cuando se da el caso de que el animal es demasiado arisco.

Si quieres, puedes centrar mentalmente tu atención en la zona que necesita mayor cuidado durante todo el proceso para aumentar la concentración en ese lugar, utilices la técnica que utilices de las que te he comentado más arriba (inicias normalmente la sesión de Reiki y al finalizar la cierras, como de costumbre).

Y no olvides que también te sirve para estrechar los lazos entre tus seres queridos y tú. Es una oportunidad que no debería desaprovecharse.
Se ha producido un error en este gadget.