sábado, 30 de mayo de 2009

Mejorando nuestra salud

El Tarot, el Péndulo y muchas otras herramientas pueden sernos muy eficaces a la hora de mejorar en nuestras enfermedades y sanarlas. Podemos utilizar los siguientes métodos y pasos para ayudar a curar nuestros males. Son solamente algunas de las muchísimas alternativas y se encuentran, por lo general, al alcance de nuestra mano.

Lo principal es siempre acudir en primer lugar a nuestro médico de cabecera o a un especialista (el médico de familia también nos enviará a un especialista en caso de que lo crea conveniente).
Una vez que ya tenemos el resultado adecuado, podemos ayudar a mejorarnos con los trucos que propongo a continuación.

TAROT
Tiradas de la salud. Estas tiradas pueden mostrarnos las zonas de nuestro cuerpo a las que debamos prestar más atención de la que solemos prestarles. Además, pueden estar proyectadas para detectar males tanto físicos como psíquicos.
Tiradas emocionales. Con este tipo de tiradas descubriremos los ámbitos sobre los que debemos meditar que pueden estar perjudicándonos tanto física como anímicamente.

PÉNDULO
Sesiones de la salud y emocionales. Al igual que en el caso del tarot, podemos consultar a nuestro péndulo sobre las zonas de nuestro cuerpo o nuestra conducta que puedan encontrarse en peor estado.
Sesiones de sanación. Con sesiones de sanación con péndulo podremos ayudar a eliminar malestares de todo tipo (incluso ambientales).

REIKI
Terapias de Reiki. Unas sesiones de Reiki vienen estupendamente para solucionar todo tipo de problemas (físicos, psicológicos, ambientales, temporales o espaciales). No esperaremos resultados milagrosos para problemas genéticos, pero los efectos secundarios que éstos puedan causar (dolores, depresiones, etc.) podrán verse reducidos.

FLORES DE BACH
Terapias de Flores de Bach. La terapia de las 38 flores puede servirnos a sanar nuestro cuerpo desde el nivel más profundo y emocional.

YOGA Y MEDITACIÓN
Sesiones de Yoga / Meditación. Un cuerpo debe encontrarse sano tanto por dentro como por fuera, y no cabe duda que una mente ordenada y relajada controla mejor las funciones corporales.

MASAJE
Masajes terapéuticos. Un buen masajista siempre puede ayudarnos a sentirnos mejor. Así como los dolores internos se reflejan en el exterior, los dolores externos también se reflejan en el interior, porque todo es uno. Por tanto, si sanamos dolores físicos, pueden sanarse también problemas emocionales o psicológicos. El equilibrio es la clave del bienestar.

Y existen más... Existen tantos métodos que pueden ayudarnos como métodos hay que puedan dañarnos. Por tanto, es importantísimo saber elegir qué es lo que nos conviene y lo que no, y también saber distinguir entre profesionales de charlatanes y oportunistas. Así que recuerda que si eliges bien, puedes obtener mejor salud. Lo bueno es que algunos de estos métodos puedes aplicártelos a ti mismo y no necesitas pagar por su obtención.
Se ha producido un error en este gadget.