viernes, 27 de agosto de 2010

Ejercicio de desarrollo intuitivo

Entrenamiento mentalPara desarrollar nuestra intuición es importante que practiquemos la meditación, que nos llevará al estado ideal donde podremos desarrollar nuestra visión mental con mayor facilidad. Para ello, propongo este ejercicio que planteo a mis alumnos desde hace tiempo y continúo ofreciéndoselo hoy en día por sus buenos resultados, con el que podrás practicar cuantas veces quieras (por ejemplo, una vez o dos a la semana está bien).


Se trata de un sencillo y breve ejercicio, lo que facilita su práctica, ya que no es necesario disponer de mucho tiempo para realizarlo y puede practicarse en cualquier momento o lugar.


Preparación

Lo mejor es que encuentres una habitación cómoda, silenciosa y donde nadie pueda molestarte. Un dormitorio puede ser lo mejor.

Puedes acompañar al ejercicio con un poco de música de fondo. Si utilizas música para Reiki te será de mucha ayuda, pues los tiempos marcados en ese estilo de música pueden servirte para cambiar la visualización o la concentración de un punto a otro. Si vas a usar música, es mejor que no sea estridente. Mejor que se trate de música de relajación.

Deja muy cerca un bloc de notas y un lápiz o bolígrafo preparados para ser usados.


Ejercicio

 
Si has elegido música, pon la música. Ponte lo más cómodamente posible. Da igual elegir un sillón, la cama, etcétera. Por ejemplo, podemos optar por la cama, para poder tumbarnos boca arriba y sin cruzar piernas ni brazos, con los brazos estirados a lo largo del cuerpo en una posición totalmente relajada. Mejor si cierras los ojos.


Si tienes algo sobre lo que deseas investigar (una pregunta para que tu intuición la responda) puedes pensar en ello por un breve momento. Cuando te segures de que has planteado bien la pregunta, sumérgete en la relajación.


Intenta no pensar en nada, huye de todo pensamiento, no atraigas a tu mente ideas, problemas cotidianos, ni nada que pueda distraerte. Mantén tu mente concentrada en tu respiración. Ve observando cómo es de lenta y relajada. Mantente así durante uno o dos minutos. Si estás utilizando música de Reiki, puedes usar el tiempo marcado para guiarte (por ejemplo, mantén tu concentración en tu respiración hasta el primer toque o tiempo marcado).


Una vez que haya pasado ese tiempo, ya que tu cuerpo y tu mente se encontrarán más relajados y descansados, intenta mantener tu mente en blanco. Si te viene alguna distracción a la mente, imagina o visualiza cómo esa idea se aleja en la distancia hasta que desaparezca. Haz esto con cada idea que pueda venir (intenta dejar la mente en blanco, sin distracciones) hasta pasado otros dos minutos (o hasta el próximo toque de la música Reiki).


Una vez que ha pasado ese tiempo, relaja también tu mente. No juzgues nada de lo que venga, pero obsérvalo pasar por delante de ti. En estos momentos, podrás obtener respuestas sobre preguntas que buscabas responder. Es en este momento donde puedes estar el tiempo que desees. Si te viene algo que creas importante, puedes dar el ejercicio por terminado y apuntarlo en el bloc para que no se te olvide.

Espero que te ayude.



Este artículo contiene Contenido extra descargable.

Se ha producido un error en este gadget.