viernes, 25 de junio de 2010

Sin dudas a la hora de preguntar

Tirada de Tarot

Cuando se va a realizar una tirada es imprescindible que tengamos las cosas claras en el momento de preguntar, pues de lo contrario la respuesta podría ser difícil de encontrar por muchas cartas que se saquen. Esto es imprescindible sobre todo para quienes se estén iniciando en la lectura del Tarot. Por ello, hay algo que siempre debemos tener en cuenta, y es que de una pregunta que no es clara rara vez se obtiene una respuesta que sí lo es.

Para ilustrar mejor este tema, utilizaremos un ejemplo de pregunta bastante claro. Imagina que tienes un terreno y amenazan con quitártelo, al margen de lo legal o ilegal, pues se trata de un ejemplo y, como no es real, supongamos que es así de sencillo. Te gustaría saber si llegarás a perderlo o no. Vas a utilizar una tirada simple, una tirada lineal. ¿Cuál sería tu pregunta?

1 ¿Perderé mi terreno? o ¿Me quitarán el terreno?
2 ¿Me quedaré con mi terreno?
3 ¿Qué pasará con mi terreno?

Estas tres preguntas podrían hacerse y no estarían mal planteadas. Sin embargo, existe un problema que para los que se están iniciando en el aprendizaje es difícil de evitar en ocasiones: si utilizas la primera pregunta (¿Perderé mi terreno?) y se obtienes cartas favorables. ¿Qué te están comunicando? ¿Que la respuesta es afirmativa y realmente perderás el terreno? ¿O que todo está a tu favor y saldrás ganando, y por tanto no lo perderás?
Este es el tipo de pregunta que deberías esquivar cuando estás comenzando a estudiar las tiradas. Es mejor que no plantées la pregunta de esta forma si crees que no vas a saber interpretar la respuesta. Como existen diversas formas de preguntar por un mismo caso, recomiendo que elijas una pregunta que tenga una respuesta clara.
Si te sucede esto, tal vez lo mejor sea que optes por realizar una pregunta similar a la tercera forma (¿Qué pasará con mi terreno?), pues en el resultado no verás solamente un "Sí, lo pierdo", o "No, no lo pierdo", sino que deberías ver la sucesión de acontecimientos favorables o desfavorables para quien pregunta, es decir, para ti en ese caso.

Se trata de invertir la forma de realizar la tirada, es decir, de pensar primero en el tipo de respuesta que te da menos problemas al momento de interpretar y después adaptar tu pregunta.
El resultado será una respuesta más clara a la hora de interpretar.
Se ha producido un error en este gadget.